Izquierdas unidas

Izquierdas unidas

Con la vuelta de vacaciones de una gran mayoría de ciudadanos que pudieron irse, aunque fuera al pueblo, empezamos a ver la terrible realidad.
Nada ha mejorado, por más que hagan de las estadísticas una bandera política. Esas no dicen nada de la realidad laboral en que vivimos, trabajos por hora semanal o por semana o sin contratos indefinidos entre mucho desastre más.
Colegios públicos más pobres en maestros y dinero, libros y material escolar imposibles de pagar, niños sin comedores escolares.
Intromisión religiosa como si esto fuera una Teocracia y voraz para quitarnos derechos.
Todo nuestro Futuro y Bienestar lo derribaron a fuerza de Decretos y de impedir crédito empresario.
Hay un dolor profundo y hondo que aún está oculto, pero no será mucho tiempo más. Cuanto más empobrecidos,tomaremos conciencia que ya no tenemos mucho por perder y entonces queramos luchar con uñas y dientes para derrotar y echar a los indignos y corruptos y además de a los Mercaderes del Templo, también cambiarlo todo.
Hacen falta conciencias claras de que para ganar la batalla necesitamos UNA IZQUIERDA UNIDA.
No son tiempos para dividir las fuerzas, hay que ganar con amplia mayoría las elecciones sean municipales, autonómicas o generales.
Ahora nos corresponde ser responsables hasta con nuestros votos. Debemos entender que este período ha sido como una guerra del Gobierno contra el pueblo y como Gaza nos dejan el país.
Toca remangarse y hombro con hombro desescombrar y reconstruir nuestra sociedad.
Para esta labor no debe verse a la Izquierda dividida, se supone que lo primero es ganar el Gobierno.
Igual que viernes a viernes nos atacan y nos roban nuestros derechos, un día a la semana habrá que suprimir Decretos y privatizaciones entre mucho por rehacer.
Un Gobierno de Concentración Nacional es necesario y una Izquierda decidida a todo.

Benditas estadísticas

Benditas estadísticas

Ahora que las encuestas dejan patas arriba el panorama político que pervivió desde la Transición, hemos visto la preocupación de la Derecha por no seguir disfrutando del eterno bipartidismo.
Es un despertar terrorífico que no pueden digerir, porque les es increíble.
El PP gobierna convencido de que entenderemos sus recortes en la medida que vayamos encontrando trabajo aunque sea por horas, como un mal menor. Sus noticias macroeconómicas, explicadas con sonrisas, deben ser un espejismo que es de obligado cumplimiento popular celebrar.
Con la fuerza de un ciclón PODEMOS barrió con las cadenas europeas, que no ha sido más que el inicio suyo y nuestro.
PSOE, después de ser literalmente arrollado por la Izquierda, se queda rezagado. El intento de cambiar sin muchas ganas, eligiendo al «continuador» para no perder su sitio, no produce encanto popular. Esa «Izquierda» económica no entiende de bienestar popular.
Esas burbujas que pueden acercarse a la calle como pide Sánchez, no han servido de cataplasma para curar nuestras nanas populares.
A ellos les estalla en la cara todo nuestro malestar, dolor y empobrecimiento con lo que menos contaron, nuestro voto democrático y reparador; a pesar que el 15M les alertó.
Es increíble que cada vez que sucede, las Derechas se lo tomen a juventud perroflauta y/o populismo aquellos Mayo del 68 y 15M indignados, y 25M europeo.
Cuando el Gobierno asoló nuestro país, imaginó calles atestadas y protestas. Esperaban casi un levantamiento popular y están contentos que no sucedió; tanto que consideraron que les entendimos.
Nunca esperaron una contestación popular en las urnas, mucho más dolorosa porque los desbanca. Nuestro rédito electoral trae retrocesiones de sus Decretos y Leyes absolutistas y dura más tiempo, por lo menos 4 años, sin tener que ser atacados por antidisturbios ni cárcel ni multas.
Un futuro amable se asomará en la medida que los echemos.
Saben que podemos…