CARTA ABIERTA A TERESA

CARTA ABIERTA A TERESA

Querida Teresa:
Tengo la esperanza que el tratamiento que recibes te devuelva con nosotros. Te estamos esperando, no lo dudes.
Hemos sabido que te ofreciste voluntaria para atender y cuidar al misionero que ya llegó para morir en España.
Te honra como persona, profesional y buena persona.
Cuando te recuperes, lucharemos para que nadie mancille tu nombre.
Te pondremos un abogado que hable por ti, que reclame tus Derechos y reclame una Idemnización al Estado que no te cuidó.
No debes creer que estás sola, aunque te lo parezca.
Has provocado un gran movimiento solidario que sigue firme a tu lado.
Sin saberlo has obligado a revisar Protocolos, surtir de material adecuado a todos los implicados en la asistencia , tomarse en serio la Salud laboral, disponer de suficientes habitaciones e instalaciones hospitalarias.
Ha aflorado la ignorancia e ineptitud de la Ministra y de los Responsables ssnitarios.
Has hecho subirse los colores a este Gobierno ante la UE que le obligó a trabajar y duro por reconducir la incompetencia.
El Ébola, hasta ahora, fue para la Ministra un exótico virus sin más. Nunca pensó en consultar a los expertos y tomarse en serio la Salud pública española. Espero que ya tenga firmada su dimisión, como mereces.
Teresa, eres tan importante que no tienes ni idea.
Te daremos las gracias todos los españoles que estamos pendientes de ti.
Eres un ejemplo de bondad y entrega.
Te han de llegar nuestras buenas vibraciones sanatorias, porque te necesitamos a nuestro lado cuanto antes.
Un abrazo muy apretado y hasta pronto, Teresa.

Nula «Marca España»

Nula «Marca España»

Me siento tristemente preocupada por la ineptitud y desgana de los que tienen en sus manos nuestra salud.
Arrogancia ignorante que lo invade todo, con políticos indiferentes hasta que se queman las manos y nos infectan por no haber sido cautos.
Una Orden religiosa que, tal pareciera que da las órdenes al Gobierno, y éste que ni siquiera consulta con los expertos sanitarios cual es el riesgo.
Hartos de oírles echarnos en cara la crisis y que no hay dinero ni siquiera para los tratamientos de los enfermos crónicos, que no llegaron de ningún país porque son nuestros, no entendemos las prisas en gastar ingentes cantidades en trasladar a los moribundos misioneros. Menos aún sin tener hechos los deberes, que se resumen en redactar Protocolos serios, disponer de todo lo necesario y entrenar concienzudamente al personal sanitario y demás personas.
Dando traspiés, sin rumbo hasta hoy, se van remendando los descosidos.
A fuerza de reclamarles que se tomen en serio la gravedad de la emergencia que desparramaron, creídos que la Ciencia se cae de rodillas ante sus Vírgenes glorificadas, han redactado nuevos Protocolos y mejores modales ante los medios.
Ni una palabra de preocupación y agradecimiento ni compasión cristiana por parte de la Orden de San Juan de Dios ni de la Conferencia episcopal, para Teresa y los demás ingresados. Se llama silencio infame.
Tan sensibles con los proyectos germinales antes de ser fetos, no piden públicamente compasión y apoyo a Teresa. Esta, que sí es una vida, y que no merece estar entre la vida y la muerte, no les conmueve públicamente.
La simple humildad que debieron tener los gobernantes ignorantes en salud y prevención, debió de ser la divisa para cuidar su tan cacareada Marca España. Ya se ve que ésta solo sirve para temas económicos.
La salud no tiene importancia para ser exhibida en el exterior. Como tampoco importa demostrar incultura sanitaria, hasta que la UE les hace ponerse firmes y trabajar con la requerida seriedad.
Nos hiere las retinas y la sensibilidad social ver bien acomodados, sin que hayan sido destituidos fulminantemente, a la Ministra incompetente y al Consejero indigno.
Rajoy sigue jugando a mirar para otro lado aunque lo corran a guantazos del Hospital Carlos III.

Personas implicadas

Personas implicadas

Anteanoche hizo su presentación en un programa televisivo autonómico catalán una «extraña pareja»,pero no inviable.
Teresa Forcades, monja benedictina, Teóloga y Licenciada en Medicina especialista en Salud pública, aduce un clamor social de cambio para presentarse a las elecciones con un Plan Constituyente.
Arcadi Olivera, el economista adalid del cambio financiero que apoyó al 15M, es la otra persona de esa extraña pareja.
El presentador les inquirió si se presentan como cabezas de una nueva lista que nazca a partir de su Plan constituyente. No, ellos no pretenden ese extremo.
Su propuesta es crear un Foro de ideas y aglutinar en gran Movimiento a las hoy dispersas personas con sensibilidad social.
Propuesta 1ª, Estado propio.
Nacionalizaciones bancarias, devolución económica de los recortes, Dación en pago y todo lo que «pide» nuestra sociedad.
No es nada ilusorio el nacimiento de un Movimiento social unitario fuera de los clásicos Partidos políticos.
Ellos Teresa y Arcadi, recogen la necesidad solidaria de un país que quiere salir de la crisis sin las maneras de estos Gobiernos autonómico y central.
Teresa es una mujer muy entera y ya se la ve muy puesta en su nuevo proyecto. Reconoce que como religiosa no puede ser Política; ella pretende ser solamente la impulsora de ese movimiento. Arcadi lo mismo. En este mismo Programa de televisión estuvo hace un tiempo José Luis Sampedro y nos anunció que nos asomamos al cambio de Sistema económico y social.
Esta » puesta de largo» de dos grandes referentes sociales me lo hace vislumbrar. Esta vez no será necesaria una Revolución al uso, porque las condiciones están dadas venidas de la mano de la Crisis y de la austeridad mal aplicada. Recibe el nombre de crisis sistémica.
Las iniciativas populares traen los aires de cambio que tanto se reclamaban, ahora los necesitamos.
Creo que partir de la creación de un Estado propio es un posible handicap pero ya se verá.
Lo que temo es a los de siempre que no acepten ceder espacio político.
Tampoco creo que la necesidad del cambio sea una aspiración exclusivamente independentista, en cambio puede ser excluyente.