Diluvio veraniego

Diluvio veraniego

Un diluvio veraniego
antes que anochezca
cortina blanca de agua
que parece un juego
de lluvia tan intensa
con vapor de agua
desprendido del suelo
Sale un sol con trueno
anémico entre nubes
y las va despejando
dejando sitios libres
para disfrutar del cielo

Anuncios

Estoy ahí

Estoy ahí

Sale el sol tibio en tu cielo de otoño
mientras sale caliente en mi cielo,
como cada añada sale el buen vino,
como lo merecemos año a año
aunque a ti no te importe,
o aunque quieras negarme.

Enredada viajera soy siempre solar
voy en su luz de mi cielo al tuyo
y pasadas las horas regreso
para siempre volver a empezar

Deja la ventana sin celosía
para que entre el alma mía
y roce tu piel entibiándolo todo
para verte despertar a mi modo

No digas nada ni buen día ni hola
y deja a tu ensoñación a su aire
me ocuparé de despertarte, luminosa,
dejando mis anhelos al socaire
de tu indiferencia mentirosa.

La tarde

La tarde

La tarde apacible
bañada de sol
vestida de verde
trina un ruiseñor
viajaron las nubes
a lomos del viento
que dejó sosiego
en cuanto acabó
Caminan poblanos
de aquí para allá
caminan sin prisas
pasean nomás.
La tarde apacible
se alarga sin más
camino despacio
y huelo al jazmín.
Pétalos a miles
tapizan el suelo
que piso con tiento
igual con mi sombra
que nunca la pierdo.

Domingo de atrevida primavera

Domingo de atrevida Primavera

Bello domingo de sol 
de atrevida Primavera
asomada desde ayer
Dice Meteorología 
“es un anticiclón”
sin que nos importe
para salir al balcón, 
disfrutar la brisa tibia
y el cielo tan azul
Caminar sonriente
es la divisa 
que puede
como un milagro
echar al Invierno
Recuperar
los senderos 
floridos
a la sombra
y las playas
de arenas finas
Mojar mis pies
con saladas olas
de evanescente
festón 
mientras dejo
mis huellas, como
cada temporada,
en un novel
deseo redivivo
y que imagino 
sentada al sol

Sol mensajero

Me encandila la mirada
me da calor en la cara
me alegra la mañana
entra por la ventana
arco iris en el rocío
por todo el jardín
despierta a la alondra
en su nido vacío
hace diamantinas
las múltiples gotas 
que tiene el verdín
Trae alegría a la vida
con cada amanecer
este sol tan brillante
que me da tu saludo
desde tu anochecer