Pensemos todos juntos

Pensemos todos juntos

Pensemos sin sentimientos culposos ni con dolor. Yo planteo un análisis objetivo de nuestra realidad.
En esta Era de Acuario y vaticinado por los Mayas, como la de los nuevos paradigmas, han ocurrido verdaderos cataclismos en España.
Desde el 2012 todo se precipita al abismo, como un «barrido cósmico».
Empiezo a ver lo sucedido con la perspectiva suficiente para imaginar que ha sido una acción colectiva, aunque nos neguemos a admitirlo. Cada grupo social se derrumba en pos del cambio.
Todo sucede con la lentitud propia de la acción grupal, mientras no exorcicemos nuestro demonios colectivos.
Claro que son necesarias, también, las personas clarividentes que nos alumbran los caminos de la justicia colectiva; son hipersensibles y van por delante.
Ahora analicemos lo sucedido.
Personas de todo tipo que amasaron fortunas robando y con corrupciones de doble sentido,corruptores y corruptos. Ellos son necesarios para derribar lo anquilosado, viejo.
Estos «elegidos» no tuvieron conciencia de ser los malditos hasta que hubo necesidad de «limpiar». Entonces se descubrieron solos o a través de sus corruptores o en cruzadas de falso arrepentimiento.
Políticos que se comportan de forma que les perdamos el respeto.
Poderes económicos que, abiertos al cambio sin tenerlo como meta, se lanzan a crear productos tóxicos y a intoxicar a las personas. Por ejemplo, nos intoxicaron con dinero fácil ( hipotecas baratas aunque no fuéramos garantes de cumplimientos firmados).
Fácil fue pedir dinero para lo que se nos ocurriera, porque muchos creímos tener trabajos estables con contratos indefinidos, condición casi indispensable para un préstamo a bajísimo interés, simplificando mucho lo ocurrido.
Cumplimos muchos, sin saberlo, con aquello de juntar dinero para el futuro, que tristemente, muchas veces, era muy cercano. Por lo tanto fue elegir seguir siendo «pobres» ahora, para «morir» ricos. Algunos lo hicieron para dejar a sus herederos un patrimonio, con el secreto y desconocido objetivo de ser queridos siempre ( palabra que así pronunciada define eternidad). A partir de una edad nos falta sentido hasta común y es fácil ser engañados, preferentes incluidas; no es edad para futuribles bancarios.
Otros se sintieron exterminadores y nos quitaron hasta el pan; en un programa diseñado con las dimensiones cósmicas.
Los Mass Media, cumplieron su objetivo de nublarnos la razón para hacernos menos doloroso el camino, aunque quedó la Ira, por ser necesaria. Es así, porque para los cambios se necesitan fuerza y determinación colectivas.
Empezamos un cambio profundo donde todos somos uno y por ello vamos a gestionarlo en común.
Haremos borrón y cuenta nueva, sanando heridas inconscientes y codificando emociones positivas. Lo haremos desde un «nuevo» paradigma, querernos a nosotros para querer a los demás y entre todos cambiarlo todo.
Lo viejo y caduco quedará eliminado, aunque aún oigamos sus estertores.
La nueva sociedad, llegará a partir de nuestra voluntad, personal y colectiva.
Eso sí, habremos de entender que siendo todos uno, en este Universo de posibilidades infinitas, cada persona seguirá siendo responsable de sus actos que no siempre nos parecerán correctos. Para ello debemos tener la voluntad de ejercer la Democracia, con transparencia y con fiscalización públicas, y dejar a los Jueces y abogados ejercer su labor. También estos tendrán nuestro control público.
En la nueva realidad, ahora en 5D, nuestras vidas podrán ejercer de sanadoras; empezamos con el 15M, ( tan poco valorado por muchos y que fue la señal del cambio), y ahora continuamos con Guanyem en Barcelona y Podemos para todos.
¡Vaya maravilla de sociedad podremos conseguir!
Como las ondas en el agua, si tiramos una piedrecita, iremos expandiendo las altas vibraciones que emitiremos con nuestra positividad de cambios.
Hoy, lo creo todo posible porque necesitamos romper con memorias tóxicas. Pensemos que nuestra historia social viene cargada de malas vibraciones, y me refiero desde quizás la Inquisición, si no antes.

Un cuento de nunca acabar

Había una vez, un país mediterráneo en el extremo del Mundo romano. Eran los tiempos nuevos de su renacida Democracia, después de cuarenta años muy oscuros.
Un grupo de hombres elegidos tuvo que rehacerlo todo sin cambiarlo todo. Para ello redactaron una Constitución.
Al cabo de muchos años la reconocieron imperfecta, pero fue lo que pudo ser y sirvió a sus habitantes hasta entonces.
Los políticos, crecidos en esa Democracia, eran los menos críticos porque les beneficiaba. Ellos habían creado los Partidos y se diseñaron las Instituciones a su antojo. La Constitución les protegía y daba normas al respecto.
Estas eran las adecuadas para una Monarquía parlamentaria que nacía con aquella.
Todo era nuevo y relumbraban las leyes de libertades recuperadas como la de libertad de expresión, la de Estado de Derecho, las de las Regiones y derechos forales entre muchas más, la de Estado aconfesional.
Al conjunto de leyes, normas y Sistema de gobierno lo denominaron Transición.
A pesar de las dificultades y de ETA, la vida y la sociedad vivieron el resurgimiento de un nuevo país.
Hubieron elecciones y se pertrecharon de un Gobierno, un Congreso de Diputados y un Senado.
Un buen día ETA dejó de matar y la vida se hizo más bella.
Antes, los políticos descubrieron que podían enriquecerse cobrando comisiones por todo tipo de gestiones y como no era de esperar cada día se hicieron más atrevidos.
Nadaban entre billetes de colores embolsados como basura; los de color lila valían mucho y abultaban menos.
A los políticos se les calificó de corruptos y a los dispuestos a pagarles pues corruptores.
Como la duda existencial de que fue primero, el huevo o la gallina, estos dos tipos de delincuentes intentaron justificarse. No pudo ser y se pidió a los Jueces que dirimieran el grado de delito.
Los Jueces, aunque no siempre imparciales porque eran los políticos quienes los nombraban en altos puestos de la Justicia, desde entonces intentan ser independientes. Como es de suponer no siempre lo consiguen.
Algunos terminan sus brillantes Carreras apartados en cuanto destacan por enjuiciar correctamente. Alguno sobrevive sin saberse hasta cuando.
Entre tanto los políticos consiguen dilatar los procesos hasta que prescriben.
Mientras tanto siguen en sus puestos y consiguen seguir medrando con la cabeza alta y ofendidos de que se dude de su honorabilidad.
Desde hace unos años todo se precipita, crisis financiera y crisis inmobiliaria y la peor que es la crisis de valores democráticos y los de todos los días.
Y claro, saltan por los aires todas las costuras que remendaban los agujeros económicos hechos por los políticos a las arcas públicas.
Ellos medraban a escondidas y hasta con el método de trocear el ingente montón de dinero trucaban cuentas.
Descubrieron en la Geografía que además de países se podía ubicar a los Paraísos fiscales.
Deseosos de vivir como ricos antes que les descubrieran, se excedieron tanto que por eso los descubrimos. De pronto nuestra picaresca saltó al estrado de la más abyecta corrupción casi como un Estrellato vergonzoso.
Cada día algún político» listo» y sus adláteres nos dan la sorpresa de que tampoco era honesto.
Ahora, casi no tenemos tiempo para leer y ver todas las noticias y dedicamos más a unos pocos pero que han robado mucho.
Los listos siguen en política muy bien colocados y sin pagar por sus fechorías, la justicia tarda hasta hacer que prescriban sus delitos; ellos caminan orondos sin contestar a preguntas de los periodistas. Además se ofenden y demandan a los que les recuerdan sus estafas.
Yo no quiero cansar más vuestra audiencia ni agotar vuestra atención, por eso dejo aquí este relato por un tiempo. Les prometo que cuando se juzgue a alguno y sea condenado, a lo que sea, les contaré más.

P.D. Se lo dedico a mi muso, Javier @clamorsegovia

Quien lo diría

Aunque no lo parezca, vamos agotando nuestra capacidad de sorpresa e indignación. Es imposible ver y rever la tele con repetitivas noticias en cuanto debate haya, ni que las noticias nos apabullen.
Escuchar y ver periodistas adscritos a un Partido político que dejan el alma en defender lo indefendible es indignante; trastocan los papeles con los políticos en un teatrillo público que agradecen los Medios.
Además, esos periodistas siguen el guión según lo oportuno; primero defender la honestidad del corrupto hasta que les dicen que ya toca dejarlo caer en desgracia. Cumplen tan fielmente el guión que resultan caricaturescos. Entonces aparece otro corrupto a defender como inocente y vuelta a empezar.
Cada día asistimos al descubrimiento de casos de corrupción y quedamos «patidifusos» con los nuevos personajes. Pensamos,esta vez los encausarán y juzgarán rápidamente. Nada más erróneo, los «malos» tienen el tiempo a su favor.
La Justicia que nos hemos dado dio todas las garantías al Estado de Derecho hasta que los políticos se han apropiado de los dos. Justicia lenta y «sobreseidora» para los corruptos. Estado de Derecho a favor de la mal llamada «mayoría absoluta» que barre todo con Decretos leyes.
Los escándalos siguen y todo es un marasmo con espejismos de justicia que se acaban deshaciendo como en el desierto.
Las quejas salen a la calle y los políticos se hacen los sordos y los ciegos a favor de sus periodistas que darán la cara.
Si las protestas ciudadanas son gigantescas, nos dicen que no lo son tanto y si baja el tamaño se ríen en nuestras caras.
Este verano es raro, calor cuajado de miseria y nada por hacer que no sea protestar.
El Gobierno, descubierto que esto no va a más, nuestra rabia, ha decidido desmontarlo todo hasta dejar un erial.
Esta situación no la imaginamos ni en la peor de nuestras pesadillas. Políticos, periodistas y corruptos se frotan las manos.
A nosotros nos dejan como en la Guerra civil, en la cuneta.

Verano insoportable

Verano insoportable

Hay tanta ignominia y tanta desvergüenza, que este verano es insoportable.
Por más que cada mañana estival, da lo mismo quedarse en la ciudad o no, despertemos animados algo sucede en la vida pública.
En la desazón que nos invade, el verano ha dejado de ser la estación festiva. Nadie cree en sorpresas que no sean las facturas desmesuradas.
Quizás queden aún las fiestas de los pueblos reavivadas por Mor de la crisis que devuelve a las gentes a las vacaciones con sus mayores.
Vivimos tan al día que no podemos gozar de gastos sin control. Aquellas salidas felices en que solo decíamos al final,¿Cuanto debo? ya no hacen tanta gracia.
Si ves las noticias te llevarás algún que otro disgusto y si no las ves temes no saber algún desmán.
Descubres que en tu pequeña ciudad somos muchos, unos por no salir de vacaciones y los más por el desempleo.
Miras un rato en la tv la comparecencia de presidentes y gestores de banca y caes en la cuenta que han montado el espectáculo jugando a ser demócratas. Organizan ese Circo y los cuestionados dicen que no tenían responsabilidad directa porque eran meros Delegados de sus Gobiernos y acabada la reunión todos tranquilos.
Cada día tenemos más claro que hubieron demasiados paniaguados.
Cada día vemos que la Democracia puede generar monstruos si no la vigilamos.
Unos medran y los más se acomodan.
Debemos retornar al Gobierno más simple posible, desmontando todo el tinglado actual.
Ya no sirven la adscripción a una Unión europea ni a una moneda falsa.
Quedarnos con menos Instituciones caras como el inservible Parlamento europeo, por ejemplo.
Reiniciarnos y empezar de cero se hace difícil en esta sociedad caciquil y de Taifas. Tendremos que estudiar como salvar nuestra sociedad quitando de en medio a los deshonestos y corruptos.
Una primera cosa será nombrar por Referéndum a nuestros iniciales gestores sociales y del mismo modo las líneas a desarrollar. Sus sueldos deben ser necesariamente bajos para desanimar a los calculadores.
La religión es de cada familia y las escuelas serán públicas y laicas.
Enseñaremos a niños y jóvenes el valor de ser cultos para poder ser libres.
No habremos reconocido deudas financieras y nuestra vida austera la podremos combinar con buenos Servicios públicos.
Todos seremos responsables de respetarnos.
En definitiva tendremos que ser otros…

Clase política

Clase política

A este Gobierno le faltan gobernantes en el mejor sentido de la palabra.
Creo que se ha ido instalando en la sociedad y en los Partidos políticos un pragmatismo frío. Quiero decir que todo se reduce a pertenecer a un grupo con objeto de medrar y escalar posiciones de Poder cuanto más rápido mejor.
Toman la política como un sitio/empleo fijo y se apuntan a un grupo de gentes con ideas más o menos afines, con el mismo interés gregario que podemos estar en Asociaciones y Clubes deportivos u otros.
En otras épocas llevaba mucho tiempo formarse como Político y ni que decir si se soñaba con ser líder.
Estudiaban y aprendían Arte de la Declamación por ejemplo.
Unos por entrega social dedicaban sus años laborales a ese oficio, con poco interés de enriquecer a ciegas. Otros con ínfulas de llegar arriba de todo estudiaban todo lo existente en hemerotecas y bibliotecas. Ser un buen Orador era imprescindible.
El tener riquezas era otro tema muy diferente a lo que sucede hoy. Los que provenían de clase adinerada y los que eran menos afortunados en riquezas materiales.
Los hijos de familias ricas y/o acomodadas ya podían dedicarse con tranquilidad.
Según su buen hacer o según los resortes familiares encontrarían su sitio en puestos importantes.
Los más, se conformarían con trabajar en pro del bien común sentados en Parlamentos que les proporcionarían el sueldo necesario.
Unos pocos serían los que intentaran medrar con su oficio y corromperse. A estos se les juzgaba y apartaba del ejercicio de la actividad pública. Eran una vergüenza para ellos y sus Partidos políticos.
Sabido el delito, se actuaba rápidamente y con rigor porque la imagen partidaria y el futuro electoral eran lo más valioso.
Actualmente la prisa y la avaricia lo tienen todo corrompido.
Para ser político no se tiene paciencia para formarse y basta con ser amigo de algún militante.
Se valora positivamente el ser arriesgado, aventurero, simpático, «truhán un poco canalla»,y muy caradura. Ah, y prometer aportar votantes.
Han instalado en su pensamiento que ser de izquierdas es un rollo, con poca posible «salida electoral» y que ya no se lleva. Lo peor es que nos la han trasladado a nuestro pensamiento y han acuñado la idea de que Izquierdas y Derechas son cosas añejas y que ya ni existen ni se llevan…
Ha ido apareciendo todo tipo de personajes con muchas ganas de hacerse ricos a costa de sus votantes. Se han preocupado por sumergir a la mayor parte de sus adláteres en juegos sucios y negocios turbios y corruptos. Han conseguido que nadie investigue sus propias miserias y defienda a los corruptos hasta límites intolerables para la Ética.
La deriva hacia una rápida podredumbre política no les importa porque ya no tiene el mismo valor que antes la imagen partidaria.
Esto tiene su lado positivo porque se hundirán en sus propios charcos inmundos y nos dejarán libre el camino de la Regeneración.
Creo que ya no debiera existir el oficio de Político. Nadie con un sueldo fijo viviendo de la Política.
Como se atisba con 15M la actividad política sería transversal y con personas que se ocupasen puntualmente de temas concretos que le encomiende la sociedad.
Creo que ha llegado la hora de los Referéndums y otras formas directas de gobernar.
Es cuestión de perfilar esa nueva manera de hacer sin políticos al uso.
Los que se resistirán, como no, serán los políticos actuales y el Poder económico.
Habrá mucho trabajo por hacer y cambiar. Es nuestro deber,para con las generaciones futuras, conseguir una verdadera Democracia.
La consigna actual puesta de moda por Obama debemos hacerla nuestra, SI SE PUEDE.