Día plomizo

De donde vienen las nubes
me dicen que de muy lejos
arrastradas por los vientos
y negras como un mal sueño
Llegan unas sobre otras
dispuestas a encapotar
este cielo que se queda
toda la tarde sin sol
Suspiro ahíta de pena
al ver como se anochece
sin una puesta de sol
Miro a unas nubes grises
que prestas vienen y van
unas negras se aposentan
para más tarde marchar
con poca celeridad
Cae triste la tarde vieja
y llega la noche nueva
con este viento que arrecia
sin hacerlo de verdad
No veré crecer la Luna
ni Venus será mi luz
ni titilarán las estrellas
que inundan el Universo
acompasando latidos
con mi alegre corazón
Espero escuchar la lluvia
que trae el olor a hierba
y el ruido del martilleo
tal como si fuera un Son
suave y muy pegadizo
para bailarlo sin luz

Un viento pintor

El cielo es un cuadro
pintado por el viento
que mueve las nubes
a su antojo
el sol sigue a ratos
amarillo casi rojo
viajan blancas nubes
hacia al horizonte
el viento desplaza
las grises de agua
apagando al sol
que en su ocaso
pone color rosa
a los bellos cúmulos
como de algodón
El viento nos pinta
el azul del cielo
entre blancos jirones
y aceradas nubes
Atardecer tranquilo
de este buen estío
que trae este viento
con alma de pintor

Unos días de la pasajera de los días contados

Unos días de la
pasajera de los días contados

Un cielo plomizo descarga la lluvia
inclemente y muy fría
la ola de frío invade las calles
y entra en las casas
junto con el viento
El olor de la leña quemada
anuncia el calor del hogar
la luna despeja las nubes
y deja una noche serena
y el cielo plagado de estrellas.
Amanece un sol tibio
sin nubes ni viento
gracias a este Otoño
tan benevolente conmigo

Llueve y llueve

Llueve, llueve y llueve
cada día llueve
incansablemente llueve
Las nubes no se mueven
sin dejar de ser grises
rechonchas de agua
llueve, llueve y llueve
Llueve a chaparrones
con llovizna llueve
con viento también
charcos como lagos
calles como ríos
Llueve, llueve y llueve
de invierno el ambiente
con ropa de abrigo
paraguas abierto
sorteo los charcos
mientras esta lluvia
parece quedarse.
Llueve,llueve y llueve.

Las nubes se van juntando

Como en un complot
silenciosas y lentas
semejando desfiles
con la gama de grises
se juntan las nubes
gruesas y abombadas
anunciadoras perennes
de una inevitable lluvia
Un vientecillo venido
desde montañas lejanas
trae un frío de invierno,
que, ya fenecido,
no se quiere ir
Sin un trueno que avise
ni que caiga un rayo
llueve mansamente
digamos un rato
Al tornar en gasas
finas como un tul
aquellas nubes gruesas
deja de llover
para que vuelva el sol.