Sonata para dos

Llueve sin misericordia
sin ser un diluvio
en este día gris
como una honda pena
penetrada de frío
El viento arrancó
tantas hojas secas
y tejió un tapiz
sobre las aceras
Sin pedir permiso
un gélido invierno
se llegó temprano
con la inevitable nieve
de cualquier postal
Pasarán los días
de este calendario
de tipo perpetuo
como son las nieves
eternas de cualquier glaciar
Primavera y verano
tendrás mientras tanto
por el ciclo continuo
de esta vida planetaria.
Recarga tus fuerzas
de sol y alegría
mientras tu ciudad
se viste de flores