Cercana lejanía

Cercana lejanía

Sufro la ausencia
de tenerte cerca
desde que me viste
Ahogada en suspiros
repaso el encuentro
sin poder llorarte
Revivo el momento
tan breve y tan dulce
al acariciar tus manos
por primera vez
desde aquellos años
en nuestra niñez.
Embrujo del tiempo
rescatando amores
una y otra vez.

Nada debió ser
no hacen falta bises
ni encuentros
por ver
la vida que sigue,
ni debes ni haber.

Solo un sueño

Como una conjunción astral
que estallaría en mil pedazos
nos encontramos una noche
mágica de otoño
Junto al malecón
entrelazadas las manos
recuperamos un pasado
del todo inasible
En ese bello encuentro
yo no apuré el tiempo
que creí casi eterno
para degustar
momentos estelares
aunque fueran fugaces
y grabarlos a fuego
en mi piel y en tu piel
Pospuestos los besos
soñados de tu boca
a la luz de la luna
confundí los tiempos
confundí los anhelos
y tu alegre despedida
no la supe de huída
Acariciando tu voz
recostada en mi almohada
imaginaba encuentros
que solo eran sueños
con tontas ideas
de añeja adolescente
Estallaron en mi cielo
las estrellas fugaces
hasta vislumbrar la nube
de polvo luminoso
que nos desintegró