Ennumerando la indignidad

Ennumerando la indignidad

Hay tanto para pensar que nos apabulla. Haré una especie de lista, para ser más práctica.
– elecciones robadas. Las llamo así porque el PP, con el dinero B, hizo una propaganda anti ZP tan ácida que convencieron a muchos. Para esto se necesitaba mucho dinero.
– mayoría absoluta. En cuanto digirieron esa noticia, se abalanzaron sobre nosotros para robarnos sin vergüenza a la luz del día. Ya concertado con la Troika, si ganaban, hacer la poda más inclemente al Estado del Bienestar y lo cumplieron.
– retorno al pasado, con vengativo post franquismo, y pinceladas gruesas dadas por una Iglesia rencorosa.
– quitar el dinero para las ayudas sociales, empezando por reducir hasta al hueso lo necesario para defender a la Mujer y a la Dependencia. Ni que decir de alimentar a los escolares.
– sanidad privatizada, a fuerza de decretazos y de retirar el dinero a la Sanidad pública. Los enfermos, que sea poco tiempo y casi sin baja laboral, y los crónicos no mereciendo vivir a costa de la Sanidad.
– educación desmantelada, sin clemencia. El que pueda pagarse que estudie y el que no, pues no.
Becas ni pensarlo.
– cultura no es patrimonio social, decidieron los retrógrados más incultos, matarla con impuestos y sin subvenciones.
– corrupción desmandada, como si viviéramos en la sabana y las alimañas devoraran hasta haciendo ascos a nuestro dinero.
– ilegalizar la libertad, de pensamiento, de protestar, de abortar, de huelga, de escrachear.
– acabar con el Derecho laboral, eliminando trabajo, dando poder al patrón sea como sea, reduciendo salarios con intención de hacer daño a sabiendas, precarizando como sea hasta contratar por una simple hora a la semana.
– religión, en este Estado aconfesional que da libertad de culto individual, invadiendo todo con malas artes y con ganas de gobernar nuestras vidas a base de prohibir y de inculcar.
– arrogancia, de una Derecha que parecía «domesticada por la Democracia» y se ha desatado furiosa en todos los ámbitos públicos y privados.
– Franquismo/fascismo redivivo a destiempo, pero muy bien tratado por los medios y por el Gobierno
– Justicia lenta y desigual, solo es justa con los ricos y muuuy lenta con los corruptos.
– políticos de casta, muy bien avenidos aunque no lo parezca.
– elecciones europeas, desde siempre poco votada y que Podemos la revitalizó.
– desahucios, por miles con toda la impiedad.
– normativas y directivas europeas, desatendidas con gran desparpajo todas las sociales y cumplidas sin demora las que atañen a la deuda.
Habría más a listar, pero no acabaría nunca. Lo que sí queda muy claro que este es el peor Gobierno de la Democracia.
Ante el atrevimiento de destrozarnos la elección y gobierno municipal, espero que votemos en conciencia democrática esta vez y demos el poder a quien lo merezca.