Nula “Marca España”

Nula “Marca España”

Me siento tristemente preocupada por la ineptitud y desgana de los que tienen en sus manos nuestra salud.
Arrogancia ignorante que lo invade todo, con políticos indiferentes hasta que se queman las manos y nos infectan por no haber sido cautos.
Una Orden religiosa que, tal pareciera que da las órdenes al Gobierno, y éste que ni siquiera consulta con los expertos sanitarios cual es el riesgo.
Hartos de oírles echarnos en cara la crisis y que no hay dinero ni siquiera para los tratamientos de los enfermos crónicos, que no llegaron de ningún país porque son nuestros, no entendemos las prisas en gastar ingentes cantidades en trasladar a los moribundos misioneros. Menos aún sin tener hechos los deberes, que se resumen en redactar Protocolos serios, disponer de todo lo necesario y entrenar concienzudamente al personal sanitario y demás personas.
Dando traspiés, sin rumbo hasta hoy, se van remendando los descosidos.
A fuerza de reclamarles que se tomen en serio la gravedad de la emergencia que desparramaron, creídos que la Ciencia se cae de rodillas ante sus Vírgenes glorificadas, han redactado nuevos Protocolos y mejores modales ante los medios.
Ni una palabra de preocupación y agradecimiento ni compasión cristiana por parte de la Orden de San Juan de Dios ni de la Conferencia episcopal, para Teresa y los demás ingresados. Se llama silencio infame.
Tan sensibles con los proyectos germinales antes de ser fetos, no piden públicamente compasión y apoyo a Teresa. Esta, que sí es una vida, y que no merece estar entre la vida y la muerte, no les conmueve públicamente.
La simple humildad que debieron tener los gobernantes ignorantes en salud y prevención, debió de ser la divisa para cuidar su tan cacareada Marca España. Ya se ve que ésta solo sirve para temas económicos.
La salud no tiene importancia para ser exhibida en el exterior. Como tampoco importa demostrar incultura sanitaria, hasta que la UE les hace ponerse firmes y trabajar con la requerida seriedad.
Nos hiere las retinas y la sensibilidad social ver bien acomodados, sin que hayan sido destituidos fulminantemente, a la Ministra incompetente y al Consejero indigno.
Rajoy sigue jugando a mirar para otro lado aunque lo corran a guantazos del Hospital Carlos III.

Corrupción masiva

Con PP la impunidad y la arrogancia para mentir y para permitir la corrupción más atroz se ha hecho común.
Con PSOE hubo más discreción.
Las Encuestas demuestran que estamos muy preocupados y somos 96% de ciudadanos los que consideramos que hay corrupción política. ¿El otro 4% son los corruptos?
El espíritu latino mal utilizado nos ronda para todo y ,creo que poder confesarse, muchas veces hace fácil no ser ético.
Hemos llegado a vivir entre políticos amorales que ni siquiera parpadean con vergüenza.
Descubrir que engañar y/o no reconocer la verdad sale baratísimo haciendo a la persona arrogante y destructora.
Ver ahora como se va agrandando el número de mentirosos entre los gobernantes nos deja asombrados,consternados e indignados.
Nadie es honesto…llegamos a sentir asco.
Viendo a Armstrong reconocer sus mentiras con cierta emoción, echo en falta una Oprah en nuestro panorama político y ver desfilar a todos estos mentirosos que nos gobiernan.
Además, enfrentarles a sus viles acciones mientras aseguran que estamos en crisis económica por ser nosotros unos tremendos derrochadores de dinero, se hace cada vez más necesario.
Perdido nuestro Bienestar,empleos y Empresas en quiebra por su mal gobierno y su saqueo a nuestras arcas públicas no tiene perdón.
De algún modo acabaremos desmontando sus trincheras y lograremos juzgarles.
En ese momento también la Banca deberá ser reordenada a nuestro servicio.
Aunque digan que no merecemos nuestro Bienestar, más pronto que tarde recuperaremos todo y nuestra dignidad.
Dignos para negar pago de deuda por nosotros y obligar a Banca que devuelva sus deudas.
Dignos para dar el cambio necesario en leyes electorales.
Dignos para discutir a fondo si necesitamos un Rey.
Dignos ciudadanos de un país digno.