UNIÓN EUROPEA DE PAÍSES PERIFÉRICOS (UEPP)

UNIÓN EUROPEA DE PAÍSES PERIFÉRICOS ( UEPP)

Aunque digan que no, Alemania tuvo la convicción que España se «acercaba» a su realidad económica en algunas cosas como las energías renovables.
En el austericidio decidieron llevarse por delante todo lo que pudiera hacer competitiva a España, por poco que fuera. En renovables están en primer lugar EEUU y en segundo Alemania. Solo faltaba que la reemplazáramos con tanto hecho e invertido en parques eólicos y paneles de energía solar; también nos favorecía el clima.
Recordemos que para entrar en la UE, España tuvo que reconvertir toda su industria metalúrgica, porque la querían solamente como país de servicios, luego harían ocupación de la industria automovilística.
Este austericidio nos recordaría nuestro compromiso de servicios, sol y playas.
Por eso es que a veces creo que iríamos mejor fuera de esta UE financiera.
Ahora creo que es un poco tarde, porque nos hicieron deudores de la banca alemana, luego de «regalarnos» dinero a espuertas. Todo bien calculado y maquiavélico.
Claro que si decidimos salir, podríamos invitar a los países periféricos a crear una UNIÓN EUROPEA DE PAÍSES PERIFÉRICOS.
Todo un reto y todo un futuro.
Deberíamos crear una sociedad justa entre todos, cada país responsable de desarrollar una parte, por ejemplo España reflotar la Sanidad pública de calidad.
Todo es posible, también dentro de esta UE que se debiera refundar.
Lo que no debemos es perder tiempo.

¿Sin pensamiento propio?

Vi una mesa de tertulia en Cuarto Milenio en que opinaban sobre uso de chip intracraneal; me dio miedo. Los detractores defendían lo defendible, nuestra libertad para pensar individualmente con nuestra inteligencia.
Nieves, periodista del ABC que pone cordura muchas veces, cayó en la trampa científica. En su defensa creo que valoró un dispositivo digital, con demasiada buena fe. Él no leyó «El Club Bilderberg» escrito por D Estulin; a mí hace unos seis años me dejó muy preocupada. Describe el futuro de las personas bajo estricto control mediante la colocación de un chip intracraneal o subcutáneo…
Aunque crea que ese Club no nos quiera convertir en personas sin voluntad, Estulin describe los pasos del proceso. El último escalón es convencernos de su colocación para nuestra seguridad.
Me tacharon de alarmista al comentar el futuro socio- económico de la gente y que ha devenido con tanta rapidez en nombre de la crisis.
Desempleo, desahucio social, pobreza, entrega sumisa a condiciones de esclavitud, ignorancia, docilidad.
He visto el documental sobre el futuro presentado por Stephen Hawkings, donde describen y se ve colocar un chip subcutáneo a nivel occipital a niños en edad escolar. En este caso, para mi sorpresa y dolor, se convencerá a los padres de los beneficios que reporta a los niños inocularles más sabiduría sin necesidad de estudiar para conseguirla. Es fabuloso ver a los niños en clase como progresan en conocimientos y memoria; son brillantes y ríen contentos mientras se ve a los otros que no lo llevan con cara de consternación.
Entonces veo al periodista transmitir su entusiasmo por vivir un futuro donde nos comuniquemos con el pensamiento sin necesidad de hablar. Le disgustaba escuchar a contertulios que se negaban a ello en favor de ser libres cada uno con sus propios pensamientos. Bendito libre albedrío diría yo.
Nieves alucinaba conque no aceptaran el gran avance científico, ni que entendieran lo que nos perderíamos.
Nieves cayó en la trampa, ciencia lícita con posibilidades inmensas de transmitirnos órdenes de sumisión que interpretaríamos como ideas propias.
Cada vez nos acercamos al futuro diseñado por ese Club; lo hacemos a gran velocidad.
Me gustaría que Nieves lo comprendiera, en nombre de su cordura.