Sonata para dos

Llueve sin misericordia
sin ser un diluvio
en este día gris
como una honda pena
penetrada de frío
El viento arrancó
tantas hojas secas
y tejió un tapiz
sobre las aceras
Sin pedir permiso
un gélido invierno
se llegó temprano
con la inevitable nieve
de cualquier postal
Pasarán los días
de este calendario
de tipo perpetuo
como son las nieves
eternas de cualquier glaciar
Primavera y verano
tendrás mientras tanto
por el ciclo continuo
de esta vida planetaria.
Recarga tus fuerzas
de sol y alegría
mientras tu ciudad
se viste de flores

Verano de ciudad

En la ciudad brillante
hoy vive un verano
demasiado caliente
Camino las calles
que suelen quemar
las blandas suelas
de mis sandalias
El sol es de fuego
sobre la piel
me tapo los ojos
con lentes oscuros
busco alguna sombra
bebo el agua fresca
camino despacio
igual que paseo
Verano sin tregua
ni siquiera lluvia
que refresque el día
tampoco a la brisa
que viene o que va.

Las Vegas

Desde que llegué a Las Vegas descubrí, de la mano de mi perfecta Guía que es mi hija Raquel, una ciudad bellamente sorprendente. Irreal como los sueños, es luminosa y feliz. Todo es fácil y todo está ofrecido de manera esplendorosa. Recorrimos hasta el cansancio sus Hoteles enormes y mágicos, Centros comerciales de lujo, calles calientes, espectáculos y Restaurantes de Buffet libre.
No perdimos tiempo y nos faltaron días
Descubrí una ciudad ficticia plena. La necesidad de impactar a los futuros clientes de cada nuevo Hotel y Centro comercial desborda la imaginación de sus arquitectos y diseñadores de los exteriores e interiores. Esa inagotable fuente de diseños y arreglos demuestra su capacidad infinita y necesaria para sobrevivir.
Cada nuevo hotel subyuga más que los anteriores hasta pensar que ya es el Súmmum. Pero no, este aun está por presentarse en el futuro.
Descubres que todo en Las Vegas es abundancia absoluta y ya es obscena en la oferta de alimentos y sus innumerables platos que encuentras en los Buffet de los Hoteles.
Obscenidad para impactar en todos los ámbitos, incluyendo a las enormes Salas de sus Casinos.
Todo es desmedido y bien presentado.
Hasta la construcción de The Cosmopolitan, todos compartían igual concepto de Casino con hotel para sus clientes. Con este modernísimo hotel creo percibir que ha cambiado aquel concepto, ahora es un Hotel con Casino. Amplios espacios con rincones concedidos a sillones y butacas, pocos pero bien definidos, como debiera tener un hotel para sus huéspedes.
Recorrer esta ciudad de ensueño que podría llamársela ” de los sueños rotos”, ha sido inolvidable.
Pude disfrutarla, como pocos lo conseguirán, gracias a mi Guía excepcional.
La luz que “ciega con sus mil focos” es maravillosa de disfrutar cada noche.
El Strip(avenida principal) es la pasarela más lujosa e impactante, que no se puede ver en ninguna otra parte del mundo. Esta avenida con sus coches lujosos que discurren lentos y precavidos demuestra que estamos inmersos en un sueño,
Esta increíble ciudad hace del Sueño americano una posible y ficticia realidad.
¡Viva Las Vegas!