Resurgimiento particular

Estoy a muy poco

de mi renacimiento

particular.

Cumplo con el anual

resurgimiento

en nombre de un recién nacido,

que cada año es la señal

para los nuevos caminos.

Sin necesidad de tener

una empecinada Fe,

la Navidad tiene la fuerza

de un hito

en el largo camino

de la vida.

Llegamos cargados

de viejos aciertos ,

antiguos sufrimientos,

anhelantes de dejarlo

todo atrás.

Deseamos renovarnos

plenos de buenas intenciones.

Es el momento de otorgarnos

un tiempo nuevo,

llegado para afrontar

noveles objetivos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s