Carta abierta 

Tengo setenta años. Soy una profesional jubilada. Y soy ciudadana del mundo. 
Vaya por delante mi respeto a todas las opiniones. Y yo quiero opinar. 
Y pretendo dirigirme a la CUP. 
Teniendo en cuenta “ juventud divino tesoro” y que ésta es heredera de las reinvindicaciones sociales para abanderarlas, creo conveniente opinar desde la sensatez que te dan los años. 
Os han ganado las prisas, convencidos de hacer posible una Utopía sin entender que por serlo siempre se aleja como el horizonte mientras caminamos.
Y para poder conseguirla siempre debe existir un pueblo sojuzgado, que no es el caso. 
Claro que puede entenderse desde el momento en que las urnas les abrieran las puertas parlamentarias y unos políticos mediocres les aceptaran vuestro apoyo a cambio de gobernar. Mi adjetivación de mediocridad tiene mi intención de poner de relieve la ineptitud de aquellos para hacer verdadera política. 
Habéis abierto una brecha magnífica para correr en pos de vuestros ideales independentistas a cambios de ser apoyos políticos.¿ Mala estrategia?, quizás. 
Ha llegado el momento de rendir cuentas, ante la andanada vuestra. 
Habéis forzado los tiempos y las leyes que decís no respetar pero sí tenerlas en cuenta , aprovechando unos gobernantes que no representan a todos los catalanes; pero que forman parte del sistema.
Con ese empuje juvenil habéis cortado puentes que no debieron quedar rotos, porque vosotros no sois los dueños de todas las verdades ni las realidades, creo yo. 
Niños “ ricos “ con crisis de crecimiento sí. Ricos en libertad, en autonomía, en catalanidad y europeísmo, en dinero para estudiar y con becas solicitadas al Estado, ricos en educación y sanidad y cultura, en días libres pagados por un procès, en dineros extraídos de las arcas públicas para Vías y demás gastos sin el permiso de todos, ricos en derechos humanos… ricos hasta estar con tiempo para crear un estado de excepción independentista que empuja a las calles a vuestra burguesía. 
Ricos en tiempo para redactar una idílica República plagada de falsas promesas y discutibles ideales,con la intención malsana de seducir. A los que necesitan sobrevivir inmersos en una crisis económica que no cesa y a los que tienen recursos económicos suficientes para dedicarse a “ sufrir” lo irreal. 
La irredenta manía de sentirse víctimas de Madrid, desde Pujol, les permite jugar a no ver todo lo que habéis hecho ilegalmente en el Parlament ni como empujásteis a las personas para ir a un referéndum ilegal. Que, desde luego, no se debió reprimir. 
En ningún momento se os ocurrió pensar que no todo es vuestro ni todo se puede violentar. 
En primer lugar no tenéis mayorías parlamentarias y no tenéis nada más que un ideal antisistema que no todos aceptamos. Además,¿ quien os da derecho para “ pedir” un 155? Porque, que os quede claro que pagaréis las consecuencias de no permitirnos disfrutar de nuestra Autonomía. Si sois antisistema, no tenéis cabida ni siquiera en el Parlament. 
Los mayores ya hemos vivido demasiadas situaciones violentas aquí y en muchos países, como para dejarnos encandilar por vosotros. Menos aún necesitamos ni deseamos la pobreza derivada de vuestras ilusiones. 
Os toca seguir creciendo y aprender a convivir… con el sistema. Es mi humilde opinión que no la considero absoluta. 
Eso sí, siempre nos quedará París … 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s