Lluvia madrugadora

Un chaparrón sorprende 

a la mañana

que empieza a despertar

y se despereza

No se oyen los trinos y

el sol queda escondido 

detrás de nubes grises

Para que no se sobresalte

esta ciudad dormilona

llueve en absoluto silencio

hasta que se deshace la nube

como si fuera de azúcar 

entre los dedos de niños 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s