Sordos, ciegos y arrogantes

Sordos,ciegos y arrogantes
Oír a estos gobernantes decir que comunicaron mal con la gente y poco más, duele por el daño que nos hicieron sin sentirlo ni un poquito. 

Queda muy claro que ni sintieron ni se dolieron por retrotraernos a los años 50, convencidos que solo son ciudadanos ellos; el resto seguimos siendo la plebe. 

Duele verlos aún altivos, salvo excepciones, proponiendo pactos contra natura. “Mi Reino por un caballo”. 

Debimos ser más los votantes ¿quizás?

No fue necesario, solo fue justo. 

Como ya vaticiné veremos disolverse como azucarillo a ese PP tan ufano. 

Era un mito aquello de que la Derecha es fuerte y su Partido indestructible. Ahora se refundarán, creo. 

Lo malo es que como las ratas se revuelven y atacan al verse rodeadas por fuego. 

Decididos a profundizar el daño causado, vacían Arcas municipales antes de dejar sus puestos. 

Incapaces de interpretar el mensaje de las urnas, nos amenazan con el Apocalipsis por culpa de nuestra mala cabeza. 

Acaban de decretar una Cruzada política convencidos que les queda Poder. 

En fin, habrá que sostener con fuerza a los nuevos políticos que nacieron para cambiar nuestro país. 

Que nos dure la alegría por el cambio, dejando para el PP las lágrimas y su pena.  

¡Esta Primavera es nuestra!

Dimitir Rajoy

Dimitir Rajoy
Que dimita Rajoy, que lo haga ya!

¡Es lo que queda por suceder!

Adelantar las elecciones, ¿quizás?

Despedir el bipartidismo, la mayoría absoluta, la vista gorda a la corrupción, los recortes sociales, la emigración científica, la pobreza energética, el desahucio y la precariedad social. 

Abrazar la igualdad, el trabajo digno, la sanidad, la educación y la cultura, la dependencia y en resumen LA DIGNIDAD CIUDADANA. 

Entre estas dos visiones políticas, estaba clarísimo qué votar. 

A aquel 15M, semillero necesario, le hemos visto crecer y florecer. 

Segunda primavera en España para los indignados, 25/5 europeo y 24/5 nacional. 

Estábamos entre rejas y mordazas, pisoteados y ninguneados, pasando el Señor invierno sin trabajo, con hambres y sin Cultura, a la espera de esta tibia primavera que irrumpió tan desmadrada. 

Ahora empieza la mejor época, la del cambio. 

Cambian y se dulcifican las críticas feroces de políticos y periodistas, porque se acabó la prepotencia de la Derecha intransigente. Los tertulianos moderan sus opiniones y nos demuestran sus debilidades que no eran otras que ser manipulados por sus políticos. Para ejemplo, Marhuenda. 

Vamos caminando hacia noviembre muy alegres y con más ganas de cambios. Se nos ensanchan los caminos soleados, las flores perfuman el aire, mientras vamos despertando de la pesadilla gobernante. Lo que hace falta es que se disuelva el PP, para enviar a sus casas o a la cárcel a los indeseales y a los corruptos. 

Además, aquello de que el futuro es de las mujeres ya empezó. 

¡Viva la Democracia!

Modernos errantes

Modernos errantes


El mar de Andamán, se ha puesto a llorar. 

Corales y playas solo para ricos, que grandes cadenas hoteleras han construido hoteles 5*  de vértigo y han educado a sus nativos a trabajar en silencio absoluto porque sus huéspedes vienen a desestresarse. Recogen con pinzas y a pie las hojas que caen de los árboles y suben a cortar los cocos con en fin de que no caigan y hagan ruido. Tienen mayordomos que solo acuden a atender y cumplir los antojos de los ricos, cuando son requeridos por aquellos; también para no arruinarles el descanso merecido. 

Todos los empleados van en bicicletas y para desplazar a los ricos usan coches de golf que son eléctricos. 

Los empleados aprendieron que deben ser agradecidos porque tienen trabajo gracias a los ricos, casi todos rubios y de piel muy blanca. Los hoteles han construido una escuela y un centro de salud, a modo de caridad que les deja a los hoteleros la conciencia “tranquila”.

Eso si, para congraciarse con los nativos y sus Dioses,que siempre vienen bien los mejores resultados económicos, tienen altares bonitos y diariamente atendidos. 

Todos contentos, porque cada cual consigue su beneficio. Los ricos tienen dedicados a su exclusiva atención una decena de empleados, que por el precio de cada noche no tendrían en otros lugares, por tanto pueden sentirse magnánimos en sus conciencias “solidarias” yendo a comprarles artesanías por ejemplo.  

En medio de esa idílica localización, playas de arenas finas y blancas y mar azul hasta no poder serlo más, se ha instalado la más absoluta tristeza marina. 

Birmanos perseguidos vagan,desde hace unos tres meses, en barcos muy precarios, sin hallar refugio, por ese mar dolido. 

Lloran a gritos pidiendo socorro mientras todos les envían agua, un poquito de comida y algo de gasóleo para que se vayan lejos. 

No he oído noticias de que los ricos, molestados en sus serenos descansos, hayan hecho algo por ellos. Quizás no se hayan enterado, ni querrán hacerlo porque a sus guetos no llegan las noticias malas. 

Quizás no sepamos tampoco nosotros nada más de los náufragos eternos. 

Lo que debiéramos tener claro es que aquellos desheredados no tienen la “suerte” de estar en este Mediterráneo europeo. 

No sé si llegaríamos a tiempo de salvarlos, pero por lo menos deberíamos exigir que les acojan, por simple gesto de humanidad, los países de aquel idílico mar. 

No sería malo llegar a la costa de aquellos hoteles y que los empleados los alojaran en sus dormitorios, darles comida y masajes hasta conseguir que les asile algún país. 

Mientras, los ricos podrían descubrir el encanto de dormir en las playas arrullados por las olas del Mar de Andamán. 

Todo se andará…

Ho-oponopono


Ho-opnopono 


Ante la desolación

de una vida complicada

sin haber estado rota

toca reconciliación

Saldar malas cuentas

en nombre del amor

cura las nanas

cura esas memorias

que duelen sin razón

Hacer las salmodias

como buenos mantras

aquietan la mente

cambiamos nosotros

nos cambian la vida 

Gracias, gracias, gracias

gracias, gracias, gracias. 

Y van once…!



Y van once…!

Ser mujer sigue siendo peligroso; nos prefieren difuminadas, como poco. 

Demasiados machistas se dedican a la cacería contra nosotras, con la dedicación depredadora que caracteriza a las fieras. 

Digo fieras en el sentido literal de la palabra; impenitentes seres primarios a todos los niveles. 

Asesinos que viven camuflados los años que haga falta hasta que deciden matar a sus mujeres; eso sí, cobardemente. 

Mujeres que viven a la sombra del maltrato y siempre creen que no va a pasar otra vez. Y ni siquiera la adolescencia las salva de la persecución. 

Hijos que sufren sin que se les defienda, aunque pidan auxilio a gritos hasta morir sin más. 

Policías, jueces, políticos, familiares y vecinos que no dan la talla en nada que sirva para salvar la vida de las mujeres y los niños. Siguen empecinados en que a nosotras se nos debe proteger  sin mucho convencimiento y a los niños nada. 

Machismos que se dejan andar a su aire, porque nuestras vidas parece que valen poco. 

La última vez ha sido de terror, un marido decidido a deshacerse de su mujer a porrazos y luego va cada día a verla al hospital ( sin orden de alejamiento porque se estaba investigando… malditos los que no la defendieron desde el inicio), para comprobar que se moría… hasta que no. Era imperdonable ese renacer femenino, por eso decidió asesinarla. Y para no ir derechito a la cárcel se auto lesionó con cobardía. 

Y si este caso es terrible, el asesinato de un niño, que pidió socorro a los sordos vecinos, ya es demoníaco. 

Por esto, también necesitamos unos gobernantes que retornen la educación escolar en igualdad y devolver el dinero que quitaron a la protección de mujeres maltratadas. 

Harán falta años de reeducación social por la Igualdad, porque hay que hacerlo también entre mujeres que han sido educadas en el machismo y que tienen grabado en el cerebro su aguante debido a su penosa desvalorización personal. 

Habíamos ganado batallas contra el machismo y de pronto llegó un Gobierno para arrumbarlo todo. 

Hay que echarlo, en nombre de l@s asesinad@s.

¿Somos masoquistas?



¿Somos masoquistas?


Resulta que los Conservadores británicos han sido elegidos con mayoría absoluta. Lo kafquiano es que éstos realizaron los mayores recortes del Bienestar. 

Una mejor situación económica parece que “iluminó” a los electores. 

Pese a esto y al igual que aquí, los británicos han roto con el bipartidismo; cuestión de agradecer. Nos da aliento para derogar lo mismo aquí. 

Recuerdo a Tatcher y no puedo creer que no tengan memoria en Gran Bretaña. 

Una mujer que derribó Derechos sociales, tuvo una huelga minera muy prolongada, los llevó a una guerra en el confín atlántico y dejó empobrecida a su gente, debería de ser el ejemplo para no volver a tener gobernantes similares con mayoría absoluta. 

Pero no, no es ese el razonamiento que les cupo. 

Muchos deben tener alma conservadora en su “etnia” anglosajona; que cada cual se las componga. 

Pero no creo que sea tan sencillo el por qué de resultado inesperado. 

Ser unas islas puede que los haga más introvertidos o más pragmáticos. 

Esto ultimo quizás tenga mucho que ver; dejar lo emocional de lado en estos casos. Diríase que a los gobernantes no se los elige para hacernos ” felices” sino para que gobiernen y punto. El dolor y las necesidades son nuestras miserias. 

Tampoco me deja con todas las incógnitas resueltas, ya que los seres humanos no somos tan diferentes unos de otros. 

Necesitamos la protección de los menos afortunados y para ello se creó el Estado del Bienestar.

 Poder ir al colegio, al médico,a la enseñanza superior, son las mínimas necesidades a reclamar a los gobernantes después de tener trabajo estable que nos permita pagar los servicios de luz y gas y agua entre otros. 

Y cuando perdemos el empleo debemos tener una cobertura económica hasta volver a trabajar. Los jubilados también son frágiles peones en manos de los gobernantes. 

En fin, ya se verá el acierto o desacierto electoral. 

Quizás ellos tienen una escala de valores diferente, por lo menos en esta época convulsa. 

Seguramente tienen sus razones y no soy yo quien para criticar su voto. 

Añito muy movido


Añito muy movido


Grecia daña nuestra tranquilidad con un gobierno de Podemos. Y ni siquiera hemos leído su Programa electoral, como de ningún otro. 

Tenemos el defecto de identificarnos con los perdedores, como fue Grecia con su crisis. De este modo quisimos votar Sziriza y ahora se nos atraganta. 

Y mira que se dice, NO SOMOS GRECIA ni para bien ni para mal. 

Pero mantenemos nuestro hermanamiento sentimental. 

Ayer comentó Pablo Iglesias,” es doloroso que el Gobierno griego se vea en la tesitura de modificar su Programa, pero…”

Y a Podemos se le queda grande su primer discurso rompedor; por culpa de Varufaquis. 

Simplificamos demasiado todo, en cuestiones que requieran mucho análisis socio-político. Si el cielo no se deja asaltar, como decide Pablo, pues votemos con la mirada hacia otro lado, es decir ¿obviando que lo hagamos a las Castas incapaces de mantener nuestros derechos sociales, sin sentimiento de equivocarnos otra vez?. 

Por suerte somos muchos que sabemos que puede ser todo diferente si hay otros Partidos compitiendo. Mira, a Andalucía y la ingobernabilidad si no hay pactos. 

Tenemos claro que no son buenas las mayorías absolutas y que para tener un mejor Estado social es necesario que todos parlamenten. 

Hemos dejado a un lado dos Partidos valiosos, espero que no se nos mueran de inanición electoral. UPyD e IU, han luchado para todos casi todo el Bienestar que nos queda. 

Las alcaldías serán el banco de pruebas, para felicidad civil porque las veremos conquistadas por los nuestros.

Eso nos animará a seguir en la senda seria y de cambio. Yo creo que Podemos retornará a ser decisivo y con posibles de ser Gobierno. 

A pesar que Pedro Sánchez nos ha devuelto la confianza en la social- democracia, tiene muchos peros su triunfo; peros de dejaciones impopulares. 

Estoy segura que Grecia demostrará su fuerza ante los inclementes deudores capitalistas y nos devolverá a la tranquilidad de soñar cambios y aires frescos. 

Merecemos darnos la oportunidad de ser felices; con un saludable cambio de rumbo. 

Ya sabemos lo que hacen PPSOE. Así nos han dejado…!