Jardín

Jardín

Mi jardín empalaga
de olores y colores
llegó la Primavera
a lomos de la brisa
Aves vocingleras
trinan todo el día
van y vienen nubes
sin llegar a llover
Verdes de alegría
tengo por doquier
mojados de rocío
al amanecer
Soles que son uno
a capricho de aquellas
que siguen viajando
de aquí para allá.
Mañanas muy quietas
dormidas y solas,
tardes de domingo
recostadas en siestas
rumbosas de pereza
bajo un parasol.
Todo rezuma belleza
bajada del cielo
a impulsos del sol

Curso acelerado de “capitalismos”

Curso acelerado de “capitalismos”

Estamos inmersos en el sistema económico que aceptamos,el capitalismo.
No es, por cierto, una bicoca pero después del fracaso comunista es lo que hay.
Toca redefinir cual capitalismo queremos, hasta hace dos años votamos socialdemocracia.
Nos costó un disgusto.
Pasados los dos años y medio, este se hizo menos porque nos arrasó un tsunami conservador que nos enfureció. Aún no acabó, para mal del país entero.
Derribado nuestro estado del bienestar, ahora se aposenta la basura que trae toda ola devastadora.
Corrupción impune, robo de nuestra hacienda pública, ofertas de trabajo esclavo, educación masificada y pobre, salud con quebrantos, desatención social a los más débiles y menos protestones como mujeres maltratadas y personas dependientes.
Cada ministro( en minúscula como mayúscula es su ignominia) hace sus recortes y algunos aprovechan para tirarnos a las cunetas junto a las víctimas del franquismo( lo que realmente somos 50años después).
En fin, el retroceso es brutal.

Europa se fue compactando y nosotros entramos cumpliendo estrictas condiciones. No nos dejaron seguir industrializados (acero,carbón, industria pesada) y nos avenimos a convertirnos en un país de Servicios para la UE rica.
A cambio, recibimos dinero para reflotarnos y lo conseguimos.
Riqueza de estructuras, riqueza educativa y riqueza laboral, que tampoco era de tipo asiática pero nos sirvió para ponernos a la altura de los grandes, Francia y Alemania e Italia.
Tan importantes sucesos nos convirtió en bocado de la inmigración y la recibimos en nombre de Europa hasta peligrar nuestro equilibrio. Como éramos socialdemócratas destinamos dinero para atender a los países exportadores y disminuyó la presión.
Todo iba más o menos bien hasta que cayó el Muro de Berlín. Padecimos guerras fratricidas a las puertas, peticiones de entrada de los países ex comunistas, cambios hasta en Eurovision.
Aquellos querían deshacerse de todo tipo de control y se hicieron neoliberales hasta el tuétano.
Nos robaron el Concurso y el Ideario social de la UE, dicho esto con simpleza para entender cosas.
Llegaron ávidos impulsos de globalizar los capitales y quitarse controles, creados para un cierto buen hacer capitalista.
Con la ola neoliberal que recorría Europa, lo vendieron como el éxito de nuestro futuro aunque muchos ya vimos que solo era para globalizar las pérdidas financieras.
Hoy todo es aridez social y hastío comunitario.
Volvemos a la urnas y ni siquiera vemos acertado votar a los que dicen que nos reflotarán.
Otro dilema, de conciencia.
Si no votamos socialdemocracia, estos neoliberales nos dejarán sin Democracia. ¿Y si la votamos, nos dejarán huérfanos también?

Vamos reclamando rehacerlo todo y no queda otra cosa que hacer.
Necesitamos un Equipo de economistas progresistas que nos expliquen cuantas maneras de ser capitalistas hay.
Sabido eso, debemos actuar en consecuencia.
Nos urge cambiar sin tener que romper nada más que lo indispensable…

Ahora no

Ahora no

Ahora que no quiero
recordarte
el aire huele a jazmín
como en el reencuentro
mientras caminaba
junto al seto cuajado
de jazmines en flor.
Llegaste de puntillas
a mi blog de diario
un día de verano
como un enamorado
que regresa
tembloroso, al amor
antaño perdido
Eras todo un sigilo
entre pocas líneas,
rezumabas aromas
de fragancias
olvidadas
con aquel desatino
de la pura alegría
Entregado sin fisuras
a recuperar mi alma
me prestaste la tuya
y entibié tu invierno
refresqué mi verano
Relatos y poemas
te escribí contenta
porque me leyeras
al ser tú mi Musa
Nada sirve ahora
ni entro a tu cueva
nada es relevante
eres caracol
Verano precioso
de soles y lunas
de aquí para allá
como mensajeros
del ciber espacio
Cobarde silencio
de amor desleído
con miedo al ocaso
y a flores marchitas
Adiós tan falaz,
sin decirlo claro
se aleja del fuego,
por miedo a quemarse
No quiero que vuelvan
ni Cupidos viejos
ni flechas torcidas
ni olor a jazmín
Amores de antaño
como flores secas
no quiero que vivan
en mi buen jardín,
afean los sueños
que guardo vividos.

Violencias

Violencias

Desde hace unos años, con indiferencia gubernamental, nos escupen violencia a mares.
Describiré las violencias
para al final sacar conclusiones.

La atención sanitaria privada que necesita de flujos públicos para sobrevivir, renegando de la mano que le da de comer.
Esta etapa privatizadora con discursos mentirosos sobre la ineficacia de la misma actividad que se nos sustrae, genera la violencia contra los usuarios pagadores del sistema público.

Desmantelamiento de la acción pública, que seguimos pagando aún todos, con desprecio y a la vez avidez desmedida.
Administrar nuestros Servicios públicos con voracidad, desde Ambulancias a Bomberos, desde Justicia al agua, desde Vigilantes hasta Registros, desde Parques Nacionales hasta Espacios protegidos, desde Embalses a las Costas, todo es tan detestablemente público que se lo apropian con verdadero hambre.

Desmantelar la Educación y la Cultura, otro objetivo a abatir con saña. Recortar todo lo que sea de todos a favor de Educación privada y con cargas, ideológicas y religiosas, de profundidad.
Reducir la enseñanza pública desde todos los Frentes, maestros, profesores, Becas, Licenciaturas, Escuelas, subvenciones populares, fue hecho con celeridad sospechosa.
La cultura tampoco se libró de la violencia y fue atacada económicamente con mala intención.

La Protección a las mujeres maltratadas tampoco conoció la clemencia. Como la Dependencia fue violentada a ojos cerrados.

La vida y el Derecho al aborto perdió su importancia y su necesidad ante un renegado social, como ministro, azuzado por una Iglesia medieval.

Programadamente desde el sector financiero, se engolosinó a los incautos con vivienda propia y se desahucia hasta a los avaladores octogenarios.

Cerebros insensatos y jugadores del riesgo, se dedicaron a crear productos financieros para embaucar y “asesinar” a clientes confiados.

Los pensionistas ya no son más que ancianos a esquilmar y eliminar a base de sufrimiento y pobreza.

Pobreza energética e infantil destacan sobre las estadísticas con vergüenza ajena.

Dejar sin ayudas a los trabajadores desempleados por años, es considerado como necesario para tratarlos luego como esclavos.

Reforma laboral desquiciante y aplaudida por empleadores ávidos de ganancias rápidas y suculentas.

Pensar y protestar se consideran puro terrorismo y se legisla su represión.

Volver a ignorar la Memoria histórica, con hilarantes justificaciones entre los malditos de siempre, hace más doloso el hecho.

Todo esto y más, es violencia. Una especie de violencia profunda y visceral que tiene dos caminos; no son contradictorios sino sumatorios.
Al inicio y por mucho tiempo nos sentimos abatidos y muy desorientados. Pero no tiraremos la toalla ni dejaremos de luchar.

Ayer una indigna Empresaria que no tiene sensibilidad ni corazón ni respeto a los trabajadores, se atrevió a denostar a los Parados que lo están por culpa suya y sus compañeros.
Además, con desmedida ambición de parasitarnos propuso la esclavización de los mismos obreros, a quienes les niegan Educación y Formación profesional. En una palabra pretenden robar a los obreros sus sueldos con excusas indignas. Pues que sepan que no caben justificaciones para robar y que todo esto es violencia y maldad.

Recuperados del tsunami emocional que se sumó a la crisis existencial, nos ponemos en pie y empezamos a caminar juntos.
Han violentado tanto nuestras vidas que no queda más remedio que contestar con hechos y si éstos son violentos que se aguanten el Gobierno y demás maltratadores sociales.
No nos detendremos y no pararemos hasta revertir esta situación que no nos merecimos.
Quede claro que cada día nos violentan.
No nos queda más remedio que zafarnos de tanta violencia y pagarles con la misma moneda.

Los Macondos particulares

Los Macondos particulares

Una vez dijo Sabina “en Macondo comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver”.
Es cierto, y yo que fui feliz en cuatro lugares… he de reconocerle.
Durante mi vida he ido volviendo, esporádicamente y siempre me dije lo mismo “segundas partes nunca fueron buenas”.
Cada vez he tenido cierto desencanto, aunque ese regreso lo disfruté dichosa.
Te reencuentras con las ciudades cambiadas y la gente también. Porque tú también has cambiado.
Uno que regresó para quedarse en su ciudad, Benedetti, lo describió como “transtierro”.
No te imaginas otra forma de volver que no sea con billete de regreso.
Entre otras cosas porque tienes tu vida radicada en otro lugar y en ese te espera lo que dejaste por un tiempo.
En mi caso, me fui un día para solo volver de visita, sin haberlo pretendido así.
La vida va pasando y mientras no regresas no te imaginas que la ciudad y las gentes han ido viviendo, creciendo y cambiando.
Nunca más te sientas a charlar con el propósito que ideaste, siempre se habla como marca el momento. Regresas lamentando que lo que ibas a preguntar, no tenía importancia para los demás.
Disfrutas de las cosas y te alegras de reencontrarte con tu gente, no hay más.
Ciudades amadas también crecen, cambian y viven los tiempos que pasan. Nada queda como lo viviste y todo te parece bien aunque todo te produce nostalgia.
Eso sí, no dejes de volver … de visita.