Mujeres

Hoy escribiré desde la razón más sentida o desde los sentimientos razonados; sin tregua a la rabia.
Desde el día de la ” mayoría absoluta” corren malos tiempos para la mujer. Lo temíamos pero no creímos tanta ignominia en nombre del más oscuro y violento machismo oficial y clerical.
No todo vino desde Gallardón, se apuntaron Mato y Báñez otros gobernantes y las mujeres del PP más ortodoxas en su religión.
Como en un goteo imparable fueron derribando las defensas a favor de la mujer y con ello a la igualdad.
Dejarla sin Ministerio para dárselo a Mato con mucha menor categoría y con escasos recursos. La excusa más dolorosa fue que habíamos exagerado porque no era para tanto el maltrato a la mujer.
Dicho esto con mucha calma y con la contundencia con que Ana Mato expone sus malas acciones. Qué se puede esperar de esa mujer católica que vive “separada” pero negando divorciarse.
Claro, con menos valor ministerial llegó todo lo demás, menos dinero para casas de acogida, más religión a la hora de instar a la mujer a quedarse en casa aguantando, menos teléfonos y telefonistas para el 016, desvirtuando la violencia para dejarla en conflictos de pareja, a la hora de hacer estadísticas se procede a descontar lo que se quiere invisibilizar y como no se puede denunciar sin parte médico de lesiones y éste no vale si no hubo ingreso hospitalario de por lo menos 48 horas, pues perfecto menos violencia y menos muertes.
Ana Mato deja sin píldora del día después a la sanidad pública y otras lindezas sanitarias que irá decretando contra las mujeres.
Mato deja allanado el camino para que entre Gallardón como un Atila, aborto denegado en supuesto tan importante como las malformaciones fetales y algunos otros supuestos como edad y la aprobación paterna, tasas judiciales que impidan a las mujeres denunciar a sus maridos.
Gobierno quita becas de comedor, quita subvención a la dependencia, quita todo lo que puede ser utilizado por la mujer para ir a trabajar.
Báñez reforma a sabiendas que quien se quedará sin trabajo y en su casa serán las mujeres por aquello de “por lo que me pagarán mejor en casa con los niños y los discapacitados”.
Wert reforma la educación y la encarece a sabiendas que las madres suplirán sus recortes.
La Iglesia impone sus condiciones a sabiendas que las mujeres serán las perjudicadas junto con sus hijos.
Esta institución arcaizante rezuma rencor y venganza por haber debido aguantar leyes y derechos sociales “modernos” de gobernantes sensatos.
Siendo las generadoras de vida, somos muy apetecibles para todos los estamentos machistas.
De nada vale, o por ello, que seamos brillantes en todo lo que hagamos porque ensombrecemos a la masculinidad mal entendida.
En casa, se pierde el contacto exterior social y dejamos de molestar con nuestras opiniones y nuestra brillantez.
Qué es eso de que hayan más mujeres que no interrumpan sus estudios y lleguen a la Universidad, qué pretenden las mujeres cuando merecen puestos directivos que de siempre fueron masculinos, qué quieren las mujeres saliendo a trabajar y despuntando como capaces de hacerlo todo a la vez, qué quieren dejando en evidencia a los hombres mediocres, ¿qué quieren?
Se sintieron capaces de no aguantar el maltrato machista y cuando lo sobrevivieron se hicieron grandes y fuertes.
Todos esos logros y grandezas femeninas se hacen insoportables a los malos hombres y por ende a curas indignos que además abusan de sus hijos.
Cuanta mujer sometida hizo que su marido fuera reconocido socialmente, por ejemplo la mujer de Juan Ramón Jimenez,Zenobia Camprubí, que se comenta fue la que le escribía sus poemas y demás porque era un hombre depresivo.
Hay muchas, como María Curie que siendo solo ella la descubridora del radio incluyó a su marido.
Hay un sinfín de historias en que las mujeres escribían y componían música o investigaban dejando la gloria a sus maridos. Otras tuvieron que ponerse nombres masculinos para destacar en su arte.
Por suerte no podrán destruirnos y no falta tanto para volver a ser ciudadanas de primera junto a los hombres.
La italiana de clase social alta que escribe barbaridades para no ser la única mujer sometida en esta Europa moderna y aconfesional, quiere ganar su propio dinero para poder desprenderse de ese marido que según nos revela ella,a su pregunta de ¿”si me quieres”? él le responde displicente “a veces”…
El machismo va cediendo terreno gracias a la Igualdad, pero cada tanto tiempo se rebela.
Las mujeres, que transmitimos a los hijos valores humanos, debemos ser conscientes de inculcar nuestros valores de Igualdad. Nada de que la niña sea inferior al niño ni siquiera para salir de fiesta hasta una hora determinada ni para ser sirvienta de los hombres de la casa o para que deje de estudiar a favor de ser ama de casa.
Somos fuertes en tan alto grado que nos quieren pisotear con saña.
Seamos valientes y busquemos cómo apoyarnos y ayudarnos para recuperar TODA la dignidad que pretenden robarnos.
El mañana está aquí y será igual de generoso para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s