Tarde veraniega

Tarde veraniega

Tarde apacible de verano
con una leve brisa
que me agita el cabello
y refresca la piel.
Risas de niños que juegan
con sonoras zambullidas
el cielo azul tan límpido
y un sol muy caliente
que sigue viaje a Poniente.
Lejanos trinos cantores
se oyen en medio del silencio
que imponen las tardes de estío.
Nadie camina por las calles
recogidos en sus casas
como hago yo y escribo
poemas que riman, sin medidas,
mientras discurre el tiempo
exactamente lento y sereno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s