De nacionalismo militar a Islamismo ortodoxo

Cumplir años tiene la contrapartida de acumular memoria histórica.
Yo nací cuando los países árabes mediterráneos vivieron Golpes de Estado militares.
Golpes militares anticolonialistas.
Colonizadores que a cambio de explotar riquezas o tener el control de zonas estratégicas no proporcionaron bienestar ni riquezas sociales. Ese no era el interés colonialista.
Los militares nacionalistas liberaron las Colonias y les trajeron modernidad, educación, igualdad a unas poblaciones con muy bajo nivel económico y educativo.
También en Turquía se tuvo un líder nacionalista que modernizó en todos los sentidos al pueblo turco.
Estos nacionalismos sirvieron para el progreso y para la separación Estado y Religión. Las mujeres salieron de sus casas y de su invisibilidad para estudiar, trabajar y vivir en sociedades modernas y más justas.
Como siempre las más beneficiadas
fueron las ciudades en detrimento de las zonas rurales más tradicionales e ignorantes. Pasadas las décadas, esos gobiernos militares no refrendados por las Urnas se convirtieron en lastres.
Poder absoluto, corrupción y abandono de sus deberes sociales y de sus economías crearon descontento en sus ciudadanos.
Pobreza y total control policíaco fueron el caldo de cultivo aprovechado por la religión.
Esta se coló por los resquicios y se hizo fuerte en primer término en aquellas zonas relegadas hasta extenderse lentamente como una mancha de aceite. Educación para los pobres y promesas de trabajo y riqueza social ganaron la partida.
Consiguieron pasar a los ojos de los necesitados, los desheredados y los desencantados por islamistas moderados y modernos…
Fueron dejando pudrir los gobiernos militares y esperaron que los jóvenes tomaran las revueltas.
Allanado el camino se presentaron como demócratas que pueden dar trabajo y educación sazonadas con una mini dosis religiosa.
El problema es que ya habían hecho su trabajo a pie de calle impregnando la vida pública de intolerancia y Normas religiosas que impartían en los colegios y en las Mezquitas.
Los luchadores por la Democracia han creído que conseguirían mejorar su situación aunque tuvieran a su lado a esos mal llamados islamistas moderados.
Las mujeres y las niñas son las víctimas propiciatorias desde siempre.
Los hombres sin educación suficiente en el respeto y la igualdad, mezclados con los demás luchadores dejan el terreno abonado a los religiosos.
Occidente, haciendo gala de una falsa solidaridad apoya a los revoltosos y se apodera de riquezas a cambio de una ayuda puntual.
Ahora entiende este Occidente malvado que la única forma de dominar a esos pueblos puede ser dejando en manos de los islamistas el control social.
Muchos otros aspectos y más avidez están detrás de esos movimientos liberadores. Muerte y desolación como en Libia y ahora en Siria a cambio del Movimiento liberador.
Se equivocaron los luchadores con sus apoyos internacionales.
Desde el inicio también tienen hombres infiltrados que desdibujan la revuelta popular.
La noticia que en las zonas sirias “liberadas” por los rebeldes, implantaron la Sharía es terrible. Otra vez pierden los demócratas y por supuesto las mujeres.

Anuncios

Clima desértico

Bien enseñados aprendimos qué es una ola de calor. Desde hace unos veranos se intensifican las temperaturas de las olas que llegan y estoy convencida que la de hoy ganó el récord.
Estamos avisados, aunque “ver para creer” debe ser el refrán que define el asombro que nos embarga cuando las padecemos.
Ver como amanece un sol brillante sin que ninguna nube lo pretenda tapar ya nos anuncia el calor de desierto.
En este agosto especial vamos de ola en ola y de incendio en incendio.
No tengo claro si hay un motivo oculto para entrenarnos en hábitats desérticos porque un clima así lo tenemos previsto desde hace décadas. Otra cosa es que la previsión se nos haga realidad.
Por ahora no hay compasión…solo muchísimo calor.

Tarde veraniega

Tarde veraniega

Tarde apacible de verano
con una leve brisa
que me agita el cabello
y refresca la piel.
Risas de niños que juegan
con sonoras zambullidas
el cielo azul tan límpido
y un sol muy caliente
que sigue viaje a Poniente.
Lejanos trinos cantores
se oyen en medio del silencio
que imponen las tardes de estío.
Nadie camina por las calles
recogidos en sus casas
como hago yo y escribo
poemas que riman, sin medidas,
mientras discurre el tiempo
exactamente lento y sereno.

Las Vegas

Desde que llegué a Las Vegas descubrí, de la mano de mi perfecta Guía que es mi hija Raquel, una ciudad bellamente sorprendente. Irreal como los sueños, es luminosa y feliz. Todo es fácil y todo está ofrecido de manera esplendorosa. Recorrimos hasta el cansancio sus Hoteles enormes y mágicos, Centros comerciales de lujo, calles calientes, espectáculos y Restaurantes de Buffet libre.
No perdimos tiempo y nos faltaron días
Descubrí una ciudad ficticia plena. La necesidad de impactar a los futuros clientes de cada nuevo Hotel y Centro comercial desborda la imaginación de sus arquitectos y diseñadores de los exteriores e interiores. Esa inagotable fuente de diseños y arreglos demuestra su capacidad infinita y necesaria para sobrevivir.
Cada nuevo hotel subyuga más que los anteriores hasta pensar que ya es el Súmmum. Pero no, este aun está por presentarse en el futuro.
Descubres que todo en Las Vegas es abundancia absoluta y ya es obscena en la oferta de alimentos y sus innumerables platos que encuentras en los Buffet de los Hoteles.
Obscenidad para impactar en todos los ámbitos, incluyendo a las enormes Salas de sus Casinos.
Todo es desmedido y bien presentado.
Hasta la construcción de The Cosmopolitan, todos compartían igual concepto de Casino con hotel para sus clientes. Con este modernísimo hotel creo percibir que ha cambiado aquel concepto, ahora es un Hotel con Casino. Amplios espacios con rincones concedidos a sillones y butacas, pocos pero bien definidos, como debiera tener un hotel para sus huéspedes.
Recorrer esta ciudad de ensueño que podría llamársela ” de los sueños rotos”, ha sido inolvidable.
Pude disfrutarla, como pocos lo conseguirán, gracias a mi Guía excepcional.
La luz que “ciega con sus mil focos” es maravillosa de disfrutar cada noche.
El Strip(avenida principal) es la pasarela más lujosa e impactante, que no se puede ver en ninguna otra parte del mundo. Esta avenida con sus coches lujosos que discurren lentos y precavidos demuestra que estamos inmersos en un sueño,
Esta increíble ciudad hace del Sueño americano una posible y ficticia realidad.
¡Viva Las Vegas!