Montevideo de mi infancia
Volví enredada en mis recuerdos
aquel lluvioso y frío otoño
a mi Montevideo de mis sueños.
Intento desenredar esa madeja
buscando las “señales perdidas”
de mi infancia lejana sin olvido,
de sus calles arboladas en verano,
de las playas caminadas y bañadas,
de sus grandes parques verdes,
de las tardes a la hora exacta del té
entre mujeres cultamente bellas,
de los Conciertos en el Teatro
“porque yo ya era grande”,
de las cometas remontadas
volando sujetas de mis manos
en las ventosas primaveras,
de visitas a Museos los domingos,
de itinerantes reuniones familiares,
de comidas en el jardín de casa,
de asados y canciones amicales,
de siestas obligadas de verano
después de la playa y la comida,
de noches de carnaval con murgas,
de desfiles de comparsas y jarana
con mi miedo por los cabezudos
que inevitables siempre se acercaban,
de las idas al Parque de atracciones,
del palillo con algodón rosado,
de la Estrella del Sur y las Marías,
de noches iluminadas por la luna,
de los fuegos de artificio,
de las tardes de compras,
de los vermuts sabatinos
en los bares de postín,
del Club hípico y su parque,
de la Escuela y las clases,
de la Natación y el Inglés
de la Ciudad Vieja,
de las clases de música,
de la oficina de mami,
del consultorio de papi,
de las vías de tranvías
y del chirrido que hacían,
de las buenas heladerías,
de las bicicletas de paseo
con las redes en las ruedas
y cesto de mimbre al manubrio,
del ruidoso ruido de cigarras
y del ruido de ruidosos grillos
en todos los cálidos veranos,
de mi abuela tejiendo
sus labores de crochet,
de los baños en la playa al sol
sin temor a quemarnos la piel,
de los días fríos en invierno,
de los vientos de las estaciones,
de todas las mañanas de domingo
en los Mataderos de Carrasco.
de las noches de estío
comiendo pizza y fainá
en el Rodelú de la costa,
del fuerte olor de los Eucaliptos,
de sus hojas secas en alfombras callejeras.
Las señas se difuminaron
los recuerdos las ubican
mi mente las dulcifican
mientras camino por sitios
imposibles de olvidar.

30/6/2011

Anuncios

Un pensamiento en “

  1. ahora si entiendo se entiende ,el recorte del tiempo en parcelas..ahora si calibro el sentido de lo vivido en todo momento.., mientras la ciudad que aun sigue recostada en el rio que se deja deslizar imitando al cielo en su espejo..,en semblanzas..observa el presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s